Diputado catalán: Rojava tiene el potencial para ser un faro de democracia y derechos humanos

El parlamentario criticó duramente las políticas europeas hacia los kurdos y su silencio sobre las masacres turcas en su contra, y al mismo tiempo elogió los avances logrados por la Administración Autónoma del norte y este de Siria

Francesc de Dalmases, diputado y portavoz de exteriores del partido Juntos Por Cataluña, asegura en una entrevista con nuestra agencia que Turquía juega una carta de la “seguridad con la Unión Europea (UE) vigilante de las fronteras”, asegura. “Hay cierta desinformación respecto a las atrocidades que Turquía comete en Rojava, como la vulneración de derechos esenciales, desapariciones forzadas y cortar el acceso a recursos básicos de supervivencia como el agua o medicamentos hasta ataques contra lugares habitados por civiles”, dice.

El parlamentario catalán estuvo en la zona en 2015 y vio el avance que se llevaba a cabo en el área bajo condiciones de guerra y ataques continuos de diferentes bandos y grupos terroristas.

En Cataluña, región autónoma del norte de España, a excepción de otras regiones europeas hay mucha solidaridad respecto al tema y la causa kurda. La mayoría de los diputados de esta región tienen vínculos directos con políticos o activistas kurdos de alguna parte del Kurdistán. Incluso hace poco llamaron a una activista kurda que vive en Barcelona para intervenir en el parlamento catalán y denunciar crímenes y violaciones cometidas por Turquía contra civiles, zonas de Rojava y el resto del norte de Siria. Además, una delegación catalana hace dos meses visitó Rojava.

“El Kurdistán sirio o Rojava tiene el potencial y el conocimiento para ser un faro de democracia y derechos humanos en la región. El papel de la mujer y la fuerza de los poderes locales eran claves para trabajar en esta voluntad de transformación social, política y económica. La comunidad internacional es responsable de ser cómplice de este cambio o, como ocurre ahora, cómplice de su destrucción”, asegura.

El silencio europeo respecto a las atrocidades de Turquía

El diputado catalán critica la política exterior europea respecto a las prácticas de Turquía.  “La falta de una política exterior de la Unión Europea fundamentada en los principios democráticos esenciales y en la promoción y conocimiento de los Derechos Humanos genera directamente su aval pasivo a la represión turca al Kurdistán sirio y al conjunto de la región”, comenta.

La cronificación del conflicto sirio y el progresivo abandono de las misiones políticas y militares europeas ha otorgado carta blanca a las fuerzas militares turcas -e indirectamente a las milicias vinculadas o herederas de Estado islámico- para continuar su vía de opresión y represión contra Kurdistán sirio.

Por otro lado, se pregunta el porqué del olvido de las fuerzas kurdas una vez acabaron con el autoproclamado Estado Islámico (ISIS). “En un momento determinado, el avance del Daesh creó cierta inquietud en el seno de la Unión Europea y esto generó una ola de confianza y complicidad con la población y las fuerzas de resistencia kurdas. Inexplicablemente, esta preocupación ha desaparecido de la actualidad europea y esto ha generado un olvido informativo y político por parte de Europa”, añade.

De Dalmases comenta que Turquía ha jugado un doble papel con la UE especialmente tras firmar el pacto relacionado con la reubicación de refugiados sirios en países europeos. “Un pacto vergonzante que ha asumido y financiado la Unión Europa. A cambio, ha conseguido el silencio indisimulado de buena parte de los países e instituciones europeas.

Algunos países europeos, España la primera, defiende Turquía como socio comercial y político en la región, y con quien tiene, también, numerosas relaciones con respecto al comercio de armas y el intercambio militar. Este hecho ha silenciado cualquier crítica de España a la deriva antidemocrática turca, con Erdogan al frente”.

'Cataluña sigue condenando el declive democrático de Turquía'

Cataluña es, probablemente, una de las zonas europeas con mayor movimiento de solidaridad pro-kurdo y es, en este sentido, una excepción. Más allá del apoyo político, hay proyectos de cooperación al desarrollo y acción humanitaria desde la Agencia Catalana de Cooperación.

“Desde Cataluña queremos ser una excepción en este mapa de silencio reafirmando nuestro perfil internacional implicado en el conocimiento y reconocimiento de los Derechos Humanos como vía de resolución pacífica de conflictos”, añade.

En este sentido, “el Gobierno de Cataluña y de forma singular Juntos por Cataluña, persiste en la denuncia de la regresión democrática turca así como de la legitimidad de los movimientos de resistencia kurdos”, asegura De Dalmases. “Yo como diputado catalán me gustaría que en el Parlamento Europeo siga habiendo parlamentarios comprometidos con la causa de los derechos humanos y, por coherencia, con la causa kurda, deben continuar haciendo un trabajo de denuncia de la política exterior europea y en favor de la causa kurda”, asegura.

ANHA


Otras noticias