Mercenarios turcos secuestran a una niña "sorda y muda" de la casa de sus padres en Afrin

El 23 de enero, los mercenarios de la ocupación turca secuestraron a la niña, Khaleda Hussein Hannan, que es una de las que tiene necesidades y no habla ni escucha.

Fuentes locales confirmaron a nuestra agencia que, en la noche del 23 de enero, los mercenarios se infiltraron en la casa del ciudadano Hussein Hannan desde el techo de la casa en el distrito de Janders en el cantón de Afrin, y secuestraron a su hija Khaleda que sufre de sordera y mudez.

Respecto a los detalles del crimen, las fuentes informaron que los mercenarios arrancaron la puerta de la escalera del techo y se infiltraron en la casa del ciudadano Hussein Hanan, y cuando la gente de la casa los sintió, los mercenarios rociaron sustancias narcóticas e hipnóticas en el rostro, luego secuestraron a su hija Khaleda y huyeron.

Según las fuentes, la familia es originaria de la aldea de Yelenquz, pero debido a los numerosos hostigamientos de los mercenarios y su posterior expulsión de su hogar, tuvieron que ir al distrito de Janders y alquilar un apartamento allí.

Cabe mencionar que el ciudadano Hussein Hannan fue secuestrado por los mercenarios al inicio de la ocupación de Afrin, y permaneció mucho tiempo en las cárceles de los mercenarios, luego lo liberaron luego de pagar un rescate.

ANHA​​​​​​


Otras noticias