Un niño pierde su brazo derecho tras la explotación de una bomba

Una mina terrestre que fue implantada por los grupos mercenarios de ISIS ha llevado a la imputación de la mano de un niño en la localidad de Suse en la zona rural de Deir Ezzor

Según el corresponsal de ANHA en la zona, los médicos de la ciudad de Suse no encuentran más remedio que amputar la mano derecha del niño Mohamed Xaleel Hammad, de 5 años, después de que explotara una mina implantada por grupos mercenarios de ISIS mientras jugaba cerca de una casa destruida.

Las minas terrestres y los artefactos explosivos improvisados que fueron implantados por los grupos del ISIS al gobernar la zona para obstaculizar el avance de las Fuerzas Democráticas Sirias costaron la vida a muchas personas en su mayoría niños, ya que otras resultaron heridas de gravedad.

ANHA


Otras noticias